¿Cómo hacer una extinción de condominio entre hermanos?

Es común que varios hermanos se conviertan en copropietarios de un bien inmobiliario tras heredarlo, generalmente de sus progenitores.

También resulta usual que, en tales circunstancias, alguno de los coherederos aspire a extinguir el condominio (especialmente dado que todos comparten la propiedad del bien, pero ninguno tiene la capacidad de gozarlo de forma individual, o incluso puede que a ninguno le interese realmente hacerlo).

¿Qué alternativas existen ante estas situaciones? A continuación, las detallamos.

¿Se puede obligar a extinguir un condominio entre hermanos?

El artículo 400 del Código Civil establece lo siguiente:

«Ningún copropietario estará obligado a permanecer en la comunidad. Cada uno de ellos podrá pedir en cualquier tiempo que se divida la cosa común.

Esto no obstante, será válido el pacto de conservar la cosa indivisa por tiempo determinado, que no exceda de diez años. Este plazo podrá prorrogarse por nueva convención.»

Artículo 400 del Código Civil

Por consiguiente, cualquier copropietario tiene la facultad de exigir a los demás la disolución de la copropiedad, siempre que no exista un acuerdo previo que estipule mantener la comunidad durante un tiempo estipulado por la ley.

¿Cómo se puede extinguir un condominio entre hermanos?

Existen varios procedimientos que permiten la extinción del condominio entre varios hermanos:

Adjudicación a uno de los hermanos

En caso de que uno de los herederos desee convertirse en el único propietario del inmueble, tiene la opción de comprar las participaciones de los demás, obteniendo así la propiedad completa del bien. De esta forma, se extingue condominio o a la copropiedad.

No obstante, esta alternativa puede no ser viable si ningún heredero tiene el interés o la capacidad económica para adquirir el total del bien heredado.

Vender el bien y repartirse el precio

Si se da el caso de que ningún copropietario desea quedarse con el inmueble y hay consenso entre ellos, el paso a seguir sería poner la propiedad en venta. Una vez realizada la venta, el importe obtenido se distribuiría entre los hermanos conforme a la cuota que a cada uno corresponde según su participación en la herencia.

Venta de una parte proindivisa a un tercero

Cualquier miembro de la comunidad puede optar por vender su cuota a una tercera persona que no forme parte de la copropiedad. Aunque encontrar a alguien dispuesto a comprar solo una fracción del bien puede ser complicado, la ley contempla esta posibilidad. Sin embargo, hay que considerar el derecho de preferencia que asiste a los demás comuneros:

  • El derecho de tanteo permite a los copropietarios adquirir la parte que se va a vender, igualando la oferta que un externo está dispuesto a pagar, antes de que se concrete la venta.
  • Por otro lado, el derecho de retracto les habilita a subrogarse en la posición del comprador después de realizada la venta, pagando el mismo precio, y esto debe efectuarse dentro de los 9 días siguientes al conocimiento de la venta o a su inscripción en el Registro de la Propiedad.

División de la cosa común

La separación de bienes compartidos no se presenta como una alternativa generalizada, ya que intrínsecamente depende de la posibilidad de dividir el objeto de la copropiedad.

Conforme a lo señalado por el artículo 401 del Código Civil:

«Sin embargo, de lo dispuesto en el artículo anterior, los copropietarios no podrán exigir la división de la cosa común cuando de hacerla resulte inservible para el uso a que se destina.

Si se tratare de un edificio cuyas características lo permitan, a solicitud de cualquiera de los comuneros, la división podrá realizarse mediante la adjudicación de pisos o locales independientes, con sus elementos comunes anejos, en la forma prevista por el artículo trescientos noventa y seis.»

Artículo 401 del Código Civil

Como hemos mencionado, es común que los hermanos compartan la propiedad de bienes heredados, y frecuentemente estos bienes incluyen viviendas.

Debido a esto, no siempre se puede proceder a la partición de dichos bienes, puesto que no es factible dividir físicamente una casa. No obstante, en casos donde el bien común sea, por ejemplo, un terreno, sí es posible su repartición para que cada hermano tenga la titularidad exclusiva de una fracción del mismo, en lugar de ser copropietarios en una comunidad de bienes.

La manera más directa y simple de realizar esta división es de manera extrajudicial, cuando existe un consenso entre los heredos. Si la comunicación entre ellos no es efectiva, cualquiera puede iniciar un requerimiento formal a los demás para proponer la partición.

En la eventualidad de que no se logre un acuerdo para la división de la cosa común de manera extrajudicial, esta puede llevarse a cabo por la vía judicial. Este procedimiento judicial para dividir la propiedad común es naturalmente más complejo y tardado, de ahí que sea preferible alcanzar un consenso previo.

Subasta

Si los hermanos no llegan a un consenso respecto al método para disolver la copropiedad y el activo en cuestión no admite una división material, igualmente es factible recurrir a la acción de partición de la cosa común.

En tal escenario, donde el objeto compartido no puede ser fraccionado físicamente, es posible demandar ante la justicia que el bien sea vendido en una subasta pública. De esta manera, se daría por terminada la copropiedad sobre el activo.

Contenido

¿Te ayudamos?

Categorías

Comparte este artículo:

Otros artículos que te pueden interesar

¿Qué se Entiende por Deuda Cierta y Cuáles son sus Implicaciones Legales?
Reclamación de impagos

¿Qué se Entiende por Deuda Cierta y Cuáles son sus Implicaciones Legales?

Entender el concepto de deuda cierta es fundamental tanto para acreedores como para deudores, especialmente en el contexto de la inclusión de datos en ficheros de morosos. Este artículo explora qué es una deuda cierta, sus implicaciones legales y las posibles consecuencias de la inclusión indebida en ficheros de morosos.

Leer »
¿Qué se Entiende por Deuda Exigible y Cuáles son sus Implicaciones Legales?
Reclamación de impagos

¿Qué se Entiende por Deuda Exigible y Cuáles son sus Implicaciones Legales?

Las deudas son una parte integral del mundo financiero y comercial. Sin embargo, no todas las deudas se pueden exigir de inmediato. Es crucial entender el concepto de deuda exigible, ya que tiene importantes implicaciones legales, especialmente en la inclusión en ficheros de morosos. Este artículo explora qué significa que una deuda sea exigible, cuándo se puede reclamar y las consecuencias de no cumplir con estas obligaciones.

Leer »
¿Qué se entiende por deuda vencida?
Reclamación de impagos

Qué se Entiende por Deuda Vencida y sus Consecuencias Legales

Cuando se habla de deuda vencida, nos referimos a aquellas obligaciones cuyo plazo de pago ya ha transcurrido, o en las que se han cumplido las condiciones establecidas para que el pago sea exigible. La clasificación de una deuda como vencida tiene importantes repercusiones legales, tanto para el acreedor como para el deudor. Este artículo explorará qué implica que una deuda esté vencida y las posibles consecuencias legales derivadas.

Leer »