¿Cómo reclamar rentas de alquiler mediante juicio verbal?

Cuando te enfrentas a la situación de tener rentas de alquiler impagadas por parte de tu inquilino, puedes encontrarte con que este ya te haya entregado las llaves o que todavía ocupe tu propiedad.

En el escenario donde ya hayas recibido las llaves, la vía para reclamar esos importes es a través de un juicio verbal, tema que abordaremos en este artículo.

En cambio, si el inquilino aún reside en tu propiedad o local, no cometas el error de demandar únicamente por el monto adeudado, ya que esto podría llevarte a perder una suma considerable de dinero si el inquilino sigue sin pagar (debido a que necesitarías iniciar un proceso de desahucio aparte). Lo adecuado es solicitar tanto el pago de la deuda como el desahucio en una sola demanda. Puedes encontrar más detalles sobre cómo proceder en nuestro artículo sobre el desahucio exprés.

Así que, este artículo se enfocará principalmente en la situación donde el inquilino ya te ha devuelto las llaves y te debe alquileres.

Además, dedicaremos especial atención al caso en que desconoces el nuevo domicilio de tu antiguo inquilino, porque si sabes dónde vive ahora, te sugerimos optar por el proceso monitorio en vez del verbal. El proceso monitorio es más ágil.

La demanda de juicio verbal para reclamar rentas de alquiler

Lo primero que necesitas entender es que para presentar una demanda en el marco de un juicio verbal con el fin de reclamar rentas atrasadas, la normativa exige la representación por parte de un abogado y un procurador, independientemente del monto de la deuda.

La demanda constituye el documento que inicia el procedimiento judicial. Es necesario acompañar esta demanda con todos los documentos relevantes que fundamentarán tu caso.

El juzgado que tramitará el proceso

Es necesario entregar la demanda en el tribunal correspondiente al lugar donde se sitúa el inmueble, ya sea una vivienda o un local comercial, incluso en el caso que nos ocupa, donde el inquilino ya no se encuentra ocupando el inmueble.

En detalle, será el juzgado de primera instancia del área donde se localice el inmueble el responsable de procesar la demanda.

Comunicar la demanda al ex inquilino

La comunicación de la demanda al arrendatario es, probablemente, el paso que más demora en el procedimiento, debido a la habitual congestión del servicio de correo del tribunal.

Una vez notificado, el demandado dispone de 10 días laborables para presentar su oposición a la demanda.

Si resulta imposible notificarle debido a que comúnmente se desconoce el nuevo domicilio del ex inquilino, el tribunal procede a investigar direcciones vinculadas al número de identificación del inquilino. Este procedimiento es llevado a cabo por el mismo juzgado.

En el caso de identificar nuevas direcciones, se intenta la notificación en estas. Si se logra notificar, el ex inquilino cuenta con 10 días laborables para responder. Si no se logra localizarlo, la demanda se publica en el tablón de edictos del juzgado, considerándose así notificada oficialmente.

Opciones del arrendatario al recibir la demanda

El antiguo arrendatario tiene un margen de 10 días laborales tras recibir la demanda para:

  • No oponerse a la demanda: si elige esta opción, el juez considerará al ex inquilino en estado de rebeldía. Esto significa que ya no podrá defenderse contra la demanda, y un juicio solo se llevará a cabo si el propietario lo solicita.
  • Oponerse a la demanda: en este escenario, debe indicar si desea que se celebre un juicio. Si opta por un juicio, este se realizará. Si no quiere un juicio y el propietario tampoco lo solicita, entonces el juez emitirá una sentencia sin necesidad de proceder a un juicio.

El juicio

Se procederá a un juicio si alguna de las partes lo pide. Además, el juicio se llevará a cabo incluso si el inquilino no se presenta el día señalado.

Generalmente, estos juicios son sumamente breves, durando solo entre 3 y 5 minutos.

Las evidencias presentadas suelen ser los documentos que ambas partes hayan incluido tanto en la demanda como en la respuesta a esta.

Sin embargo, existe la posibilidad de que se realicen preguntas tanto al inquilino como al propietario, se presenten testigos, entre otros, lo que podría prolongar la duración del juicio un poco más.

La sentencia

Después del juicio (o incluso en situaciones donde no se haya requerido realizar uno), se debe emitir una sentencia.

En el mejor de los casos para el propietario, la sentencia reconocerá la validez de la deuda y obligará al arrendatario a saldarla.

Una vez que el arrendatario recibe notificación de la sentencia, debe proceder al pago de lo adeudado. De no efectuar el pago, el propietario tiene el derecho de presentar una demanda de ejecución para proceder al embargo de bienes.

Contenido

¿Te ayudamos?

Categorías

Comparte este artículo:

Otros artículos que te pueden interesar

Impuestos en extincion de condominio
Extinción de condominio

Impuestos en una extinción del condominio

La disolución del régimen de copropiedad se presenta como un mecanismo eficaz para transferir la titularidad de un inmueble compartido con otra persona.
Esta estrategia se emplea frecuentemente en contextos de divorcios, separaciones o sucesiones, ya que facilita la partición de una masa patrimonial común de manera simple. En términos prácticos, se utiliza para traspasar la fracción de un inmueble a otra persona, con el beneficio adicional de incurrir en menos cargas fiscales.

Leer »
Negociacion de proindiviso
Extinción de condominio

Consejos para Negociar en Situaciones de Proindiviso

Si te encuentras en la situación de querer vender un proindiviso y compartes la propiedad con otros, es crucial alcanzar un acuerdo sobre la venta del proindiviso que favorezca a todos los implicados. En este artículo, te ofreceremos una serie de recomendaciones y directrices para negociar y acordar la venta de un proindiviso de forma eficaz y sin disputas. Sigue leyendo para descubrir los pasos fundamentales en este procedimiento.

Leer »